Javier Lloret crea un cubo de Rubik en un edificio.